Regresa la vigilancia de EEUU a las aguas del Golfo de California


 


El gobierno de los Estados Unidos ha reactivado su vigilancia en las costas de la península de Baja California, debido a que se han recibido reportes de contrabandistas de drogas y personas que tienen como punto de partida el Golfo de California.


En ese sentido, se reactiva el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras, en las divisiones marinas y aéreas, para el espacio de las aguas internacionales que rodean a la península.


Lo anterior es totalmente legal, debido a que México no ha reclamado en propiedad el Golfo de California, por lo que naves marinas, submarinas y aéreas enviadas por Washington, pueden incursionar de manera libre.


La vigilancia aérea se denomina Multi Role Enforcement Aircraft (MEAS), y se hace en aviones bimotores que se mantienen en las costas de la península de Baja California, pero a 12 millas marinas de la orilla.


El oficial de detección Ned Leonard se coloca en la parte trasera de un MEA concentrado en los monitores que transmiten lo que la cámara del avión está captando abajo.


También maneja otros equipos sofisticados, como radares y tecnología considerada clasificada.


Puede ver anomalías en el agua y acercarse rápidamente para determinar si se trata de un barco de pesca o de alguien que intenta introducir seres humanos y/o drogas en los Estados Unidos.


"A veces los cárteles emplean a personas que son experimentados capitanes de barco, saben muy bien cómo pescar, y a veces pescan o hacen las dos cosas a la vez, pueden contrabandear y pescar", dijo Leonard.


Se conoce que los contrabandistas de drogas y personas, parten desde el Golfo de California hacia los Estados Unidos para arribos clandestinos en puntos de Malibú, San Diego o Santa Bárbara.


En el sitio que difundió este reportaje denominado BORDERREPORT.COM, nunca se menciona si cooperan con autoridades mexicanas en este esfuerzo.


Publicar un comentario

0 Comentarios